Aumenta la tendencia de consumo de créditos rápidos en España

En los últimos diez años, y a raíz de la crisis, la financiación a través de los créditos rápidos se ha convertido en una herramienta bien aceptada por los consumidores españoles que poco a poco han incrementado sus posibilidades de consumo.

Concretamente, en nuestro país estos microcréditos online aparecen en 2008 y su uso ha ido creciendo cada vez más entre los usuarios. Su finalidad es diferente a la de los tradicionales créditos bancarios, pues se utilizan a corto plazo en caso de pequeños imprevistos económicos o urgencias de dinero en un momento determinado. Un ejemplo es un problema con el vehículo a fin de mes que debemos reparar de forma inmediata para poder ir a nuestro lugar de trabajo, o una urgencia en el dentista con la que no contábamos.

Aptos para todos

Otra diferencia fundamental con respecto a los préstamos tradicionales es la forma de solicitud. Mientras que para pedir un préstamo bancario hemos de personarnos en la entidad y facilitar bastante información acerca de nuestra situación económica, laboral y familiar, así como explicar el objetivo del préstamo que pedimos, con los créditos rápidos el proceso es mucho más sencillo. En primer lugar se solicitan vía online y no requieren que demos prácticamente datos, pues no tienen en cuenta nuestra situación laboral, es decir, no habrá problema en caso de estar desempleado, no piden avales y tampoco se oponen si nos encontramos en alguna lista de impagos. Prácticamente, en todos los casos, en menos de 24 horas contaremos con el préstamo rápido en nuestra cuenta bancaria.

La cuantía de dinero a solicitar también es distinta, pues si bien el objetivo de los préstamos bancarios es cubrir necesidades de financiación que normalmente suponen un mínimo de aproximadamente 3000€, las cantidades que recibiremos tras solicitar un minicrédito online oscilan en una horquilla de entre 50 y no más de 1000€, pues su finalidad es financiar imprevistos puntuales.

Importancia de comparar

La salida de la crisis económica en España parece estar cada vez más cerca y según los últimos estudios del INE, que coinciden con los de asociaciones de consumidores y entidades bancarias, refieren que en 2016 el consumo privado se incrementó en un 3%.

Las ofertas y condiciones de estas compañías varían y por ejemplo algunas de ellas ofrecen gratuidad en el primer crédito online, mientras que otras no. Distintos plazos de devolución y comisiones, así como diferentes cuantías mínimas o máximas a solicitar y requisitos del cliente, son otros de los aspectos que podremos comparar con la herramienta y conocer cuál es el préstamos rápido que más nos conviene según nuestras necesidades y preferencias.