Créditos rápidos para las vacaciones

La rutina del trabajo y las obligaciones familiares del día a día pueden volverse insoportables si no se cuenta con una vía de escape de vez en cuando. Por desgracia, las prisas y la falta de planificación pueden sorprendernos y, llegado el momento de tomarnos unas vacaciones, nos encontramos con falta de liquidez. Prescindir de esas merecidas vacaciones no sólo resulta frustrante sino una causa de estrés para muchos españoles. El hecho de desconectar por unos días y recuperar fuerzas puede llegar a convertirse en una acuciante necesidad que de no satisfacerse, terminará por amargarnos buena parte del año.

En esas situaciones es posible recurrir a los créditos rápidos como vía de financiación, dado que nos permite obtener dinero en efectivo con gran rapidez, que es precisamente lo que necesitamos.

Antes de pedir un crédito rápido para las vacaciones

En primer lugar de debe tenerse en cuenta que las vacaciones son un ejercicio de ocio y, por lo tanto, no deberían ser considerado una necesidad fundamental. Por ese motivo, los créditos rápidos deberían ser una última opción a la que recurrir en caso de que no tengamos tiempo o acceso a otra fórmula de financiación. Además, debemos asegurarnos de que la falta de liquidez de la que disponemos en estos momentos, es debida únicamente a una situación coyuntural; es decir, en poco tiempo dispondremos de efectivo suficiente para liquidar la deuda que contraigamos al pedir el préstamo. En caso de que no tengamos esa certeza, no deberíamos solicitar un crédito rápido para las vacaciones.

Por otro lado, cuando pidamos un préstamo urgente para costearnos una escapada, debemos hacer todo lo posible por calcular escrupulosamente los gastos en los que vamos a incurrir, de forma que únicamente solicitemos la cantidad exacta que requeriremos. Después de todo, los intereses que se pagan por estos créditos son considerablemente elevados. No merece la pena complicarse la vida por unas vacaciones.

Qué vacaciones costearse con un préstamo urgente

Dadas las características de los créditos rápidos, las vacaciones a costear con ellos deberían ser lo más económicas posible. Esto es debido a que, por regla general, estos préstamos suponen el acceso a unos importes relativamente bajos. Además, teniendo en cuenta el elevado interés que se nos cobrará durante la devolución, es conveniente endeudarnos lo mínimo posible.

La mejor forma de hacer eso es buscar ofertas de última hora. Gracias a la celeridad con que estos créditos son concedidos, no tendremos problema en pagar una reserva de última hora, puesto que obtendremos el dinero en nuestra cuenta en cuestión de 24 horas o incluso en apenas unos pocos minutos.

Cuáles son las diversas opciones de financiación

Créditos rápidos online

Las principales ventajas de los préstamos online son la sencillez y, especialmente, la enorme rapidez con la que son concedidos. Por lo general en apenas 24 a 48 horas. Las cantidades que se otorgan están en una franja media, al igual que los plazos de devolución. Estamos hablando de cifras que van desde los 1.000 euros hasta los 10.000 euros, y que deberán ser devueltos en periodos que comienzan en los pocos meses o pueden incluso extenderse durante 4 ó 5 años. Por supuesto, si estamos hablando de unas vacaciones, lo más recomendable es optar por una cantidad relativamente baja a devolver en un periodo de tiempo lo más reducido posible.

Sin embargo, deberemos tener en cuenta los intereses a pagar. Estos se encuentran también en la parte media del mercado, siempre teniendo en cuenta que son más elevados que los propios de un préstamo personal bancario.

En lo que se refiere a los requisitos, suelen ser los habituales con el condicionante de poder acreditar una fuente de ingresos legítima; esto es, DNI o NIE, el número de cuenta en el que se realizará el ingreso, así como un justificante de la nómina, pensión, prestación social o ingreso recurrente de otra naturaleza.

Algunos de los préstamos rápidos más destacados

Entre las entidades que conceden créditos urgentes cuyos importes son los más elevados podemos encontrar a Cofidis, Bigbank e incluso Spotcap. Estamos hablando de cifras que pueden alcanzar los 6.000 –en el caso de Cofidis- o incluso los 100.000 –tratándose de Spotcap-.

No obstante, para unas vacaciones podemos buscar un préstamo más modesto, como es el caso de MoneyMan (1.200 euros a devolver en 4 meses) o Hapicrédito (hasta 3.000 euros a devolver en 36 meses)

Microcréditos online

Los microcréditos son los hermanos pequeños de los préstamos rápidos. Su concesión es incluso más rápida. A menudo, apenas transcurren 10 ó 15 minutos desde el momento de la solicitud. Además, los requisitos para su concesión son aún menos exigentes, pues en muchos casos, ni si quiera se solicita aval o justificante de ingreso alguno.

De hecho, no es raro encontrar plataformas que conceden los microcréditos de manera totalmente automatizada. Por otra parte, y como su propio nombre indica,los microcréditos implican la concesión de un préstamo por una cantidad muy reducida. Además, entre estos productos es posible encontrar promociones sin intereses ni gastos, conocidos como minipréstamos gratis, que son ofrecidos a nuevos clientes cuando realicen su primera solicitud.

Habitualmente, estos pequeños créditos ofrecen importes que no superan los 300 euros. No obstante, cada vez están proliferando más aquellos micropréstamos que alcanzan cifras de 600, 750 o incluso 900 euros. La diferencia entre unas opciones u otras suele radicar en el plazo de concesión. Aquellos cuyos límites son más bajos suelen ser concedidos en apenas unos minutos, mientras que las cantidades más elevadas pueden implicar un poco más de tiempo, si bien la regla general es que el dinero sea depositado en nuestra cuenta corriente el mismo día de la solicitud

Además, los plazos de devolución suelen ser los más breves del mercado, yendo desde los 7 días hasta un máximo de 30 días.

El otro factor más relevante de los microcréditos es el interés a pagar. Si los préstamos rápidos suelen tener un elevado coste, en este caso tampoco se quedan cortos. Son, de hecho, los más elevados de la oferta financiera. Es la forma que tienen de compensar la celeridad en la concesión y el consiguiente riesgo asumido respecto a los clientes beneficiarios.

Todos estos minipréstamos y créditos rápidos con excelentes opciones para costearse unas merecidas vacaciones, siempre y cuando tomemos las debidas precauciones de las que hablamos al comienzo de este artículo.