Créditos rápidos, ¿son peligrosos?

Con la crisis y la difícil situación de cientos de familias, es normal que muchas personas se decanten por adquirir créditos rápidos. La forma más simple de conseguir dinero urgente son los créditos rápidos online. Estos créditos online te permiten con pocos requisitos recibir dinero al instante para salir de una situación económica difícil.

Mucha gente, en su desesperación por conseguir dinero rápido, encuentran las peores entidades financieras para créditos rápidos del mercado. El problema con estas empresas es que aunque todo parezca normal, la letra pequeña revela mucho de la empresa y de las consecuencias de confiar en ella.

Es muy frecuente que las malas empresas de créditos rápidos nos dejen muchas veces peor que cuando empezamos a pedir el crédito. Es posible que en este momento te encuentres en una mala situación económica y esto te fuerce a tomar la decisión de contratar préstamos rápidos. Antes de aventurarte, es recomendable leerlo todo muy bien, en especial la letra pequeña. En el caso de tener suerte por contar con alguien que sepa de leyes, pídele ayuda.

[Tweet «Se pueden encontrar una gran variedad de créditos rápidos en el mercado»]

Se pueden encontrar una gran variedad de créditos rápidos en el mercado para todo lo que necesitas, pero lo importante está en estudiar bien las condiciones de ese crédito, y no tanto sus requisitos, ya que son pocos y cualquier puede cubrir cumplirlos sin problema. Lo que se debe hace es una revisión detallada de todas las empresas en las cuáles puedes adquirir un crédito rápido y seleccionar la que más se adapta a tus necesidades. Deja las que no se ajusten a ti o en las que creas que no se puede o debe confiar.

Condiciones de los créditos rápidos

El plazo

Una de las cosas a revisar para verificar que se trata de una buena oferta o no es el plazo que nos dan para devolver el crédito rápido. Es muy recomendable que no te engañen, ya que al alargar el crédito por mucho tiempo con la intención de poder pagarlo más fácil, en realidad lo que suelen pretender es cobrarte más dinero ya que los intereses van subiendo. Lo que hay que encontrar es la mejor oferta en el menor plazo posible. La ventaja de este tipo de créditos rápidos es que es posible devolverlos pronto y así tener los mínimos intereses posibles.

Tasa de interés

La tasa de interés va en aumento o no dependiendo de la entidad que preste el dinero. Algunas disponen de unas tasas de crédito muy altas y otras ponen la tasa de interés con base al riesgo que suponga para ellos concederte el crédito. Una de las ventajas de los créditos rápidos es que sus intereses no son tan altos como en los bancos pero esto no es siempre un seguro. En algunas entidades financieras se encuentran ofertas que dan menos intereses e incluso algunas dicen que el primer crédito se da al 0%, es decir, se paga lo que se pide.

Otros gastos

Cuando se va a pedir un crédito a un banco, en la letra pequeña siempre aparecen los gastos de notaría que además corren por cuenta de la persona que solicita el crédito. Estos gastos, hacen que el crédito, al devolverlo sume unas cantidades mayores. Se recomienda leer siempre la cantidad que supone estos gastos. Con los créditos rápidos, estos problemas no existen, al no tener requisitos no hay gastos extras.

¿Esto quiere decir que los créditos rápidos son realmente peligrosos o no?

Todo lo dicho se resume en una sola cosa, al pedir créditos mucha gente no se fija en lo que realmente están solicitando y al final eso les cuesta otras cosas. Cuando se buscan este tipo de créditos, es posible que la cantidad a pedir no sea muy grande, pero se debe tener en cuenta lo que se está prometiendo a cambio.

[Tweet «Al pedir créditos mucha gente no se fija en lo que realmente están solicitando»]

El mejor tipo de crédito es aquel que no te pide avalistas o te pide que avales con bienes.