Es hora de pedir créditos rápidos

La economía en España durante 2015 terminó mejor de lo que se esperaba, y es que mientras las previsiones auguraban un 2 por ciento el crecimiento el PIB llegó a un 3,2 por ciento gracias a la baja del petróleo, la rebaja de impuestos y la nueva política monetaria, pero ¿qué pasó con los emprendedores? Mientras muchos celebraran la buena nueva, los emprendedores comenzaron a vislumbrar nubarrones amenazantes en el horizonte, y no se equivocaron.

Durante el último tiempo el mundo entero se ha visto admirado por el surgimiento de nuevas empresas que han dado en el clavo con muchas necesidades del mercado, lo que ha servido para llevar al éxito a varias ideas que comenzaron de la nada, pero ¿qué pasará en 2016? Los encargados de manejar fondos de inversión lo dijeron fuerte y claro «se acabó la fiesta, los emprendedores tendrán más dificultades para encontrar recursos, mientras que los inversores tendrán que levantar el pie del acelerador». Así las cosas, la posibilidad de sacar adelante un proyecto mediante créditos rápidos se vuelve cada vez más cierta, pero ¿conviene?

La ventaja de un crédito rápido está en que permite saldar una deuda, cumplir con obligaciones financieras e incluso invertir en ese emprendimiento en el que tanta fe se tiene, y todo ello sin tener que esperar análisis complejos ni presentar documentación en exceso. La tramitación de uno de estos créditos es extremadamente sencilla, la mayor parte de la veces basta con enviar una solicitud para que en un par de horas ya se cuente con el dinero solicitado.

Para quienes no confíen en un crédito rápido para solventar un emprendimiento, las previsiones este 2016 han abierto las puertas para la inversión privada que contempla dinero familiar, de aseguradoras, entre otros, entonces ¿por qué no uno de estos créditos? El miedo a los intereses excesivos desaparece cuando se consigue cotizar en el mercado las ofertas existentes y se constata que no se paga de más si se cumple con el plazo pactado.

Para quienes ya hayan iniciado sus emprendimientos y tengan incertidumbre de cómo será el 2016 las previsiones tampoco son buenas, lo que puede convertir en una muy buena idea el contar con un crédito libre de papeleos y condiciones abusivas. El control de los créditos de parte de las entidades bancarias ha permitido que surjan alternativas viables para los particulares de la mano de los créditos rápidos que garantizan a todos los que lo necesiten el tener acceso a dinero sin muchas condiciones más que devolver en tiempo y forma lo solicitado.